Miguel Indurain 4º Tour

EL Tour de Francia de 1994 se esperaba diferente a los anteriores. Miguel Indurain no llevaba una buena temporada al intentar ganar su tercer Giro y acabar tercero y sin ganar ninguna etapa. Además, la organización del Tour de Francia le había preparado un recorrido difícil para evitar una nueva victoria del navarro.

Como casi todos los años, el Tour empezaba con un prólogo donde se esperaba una nueva victoria de Indurain, pero la sorpresa llegó de un joven inglés llamado Chris Boardman, quien arrebato el liderato al español. La primera contrarreloj por equipos no trajo grandes diferencias, pero si pudimos comprobar cómo el Banesto había mejorado en la lucha contra el crono, quedando segundo y aventajando en 24 segundos al equipo Mapei de Tony Rominger.

Los escaladores esperaban la etapa de Hautacam para atacar a Miguel Indurain. Sólo lo consiguió Marco Pantani que logró escaparse y seleccionar el pelotón, dejando solo a Miguel y Leblanc. Estos, consiguieron contactar con Pantani y dejarlo atrás con la típica “marcheta” de Indurain. El navarro se pondría líder y dejaría ganar la etapa al francés.

Al día siguiente, en Luz Ardiden ganaba un joven Francés llamado Richard Virenque, gracias a una larga escapada. Esta etapa dejaría descartado a Tony Rominger tras perder 3 minutos que unidos a los 2 minutos del día anterior, le dejaban a más 8 minutos en la general. Al día siguiente el suizo se bajaría de la bicicleta.

En las siguientes etapas alpinas, tanto Pantani como Ugrumov intentaban recortar tiempo aventajando al español en dos y tres minutos, pero Miguel seguía controlando la general sin muchos problemas.

En la cronoescalada final, el vencedor fue Piotr Ugrumov que logró aventajar en minuto y medio a Marco Pantani y en 3 minutos a Miguel Indurain. A pesar de estas distancias, Indurain ganaría su cuarto Tour de Francia de forma consecutiva, con más de 5 minutos de ventaja respecto a Ugrumov y más de 7 minutos respecto a Pantani.

Miguel Indurain no había tenido una buena temporada y renunció a correr el Mundial en Italia para centrarse en superar el record de la hora. Miguel no tenía un físico apto pero llevaba una bicicleta especial “la espada”. Consiguió arrebatárselo al inglés Chris Boardman. Record que sólo duró dos meses, cuando fue superado por el suizo Tony Rominger.

http://www.youtube.com/watch?v=3AyKftvjXlE


Deja un comentario